Neymar

Neymar y Mbappé desquician a Thomas Tuchel en el PSG

Neymar y Kylian Mbappé con su estatus de estrellas en el PSG están causando un problema de vestuario tras otro. Thomas Tuchel está perdiendo el control con los encontronazos que se están volviendo costumbre. 

En el último partido del cuadro parisino, Mbappé volvió a hacer un berrinche al momento de ser cambiado por Tuchel, a pesar de que el encuentro contra el  Montpellier ya estaba sentenciado. 

La respuesta del entrenador al ser preguntado en conferencia de prensa por la reacción del atacante francés fue: «No es bueno porque genera polémicas y es una distracción. No estoy enfadado, pero estoy triste porque no es necesario. Soy el entrenador, no Mbappé. Y siempre decidiré deportivamente. No jugamos al tenis, jugamos al fútbol, debemos respetar a todos»


Como si el entrenador alemán no tuviera suficientes problemas, el siguiente en dar el golpe fue Neymar, quien anunció una fiesta por todo lo alto para el 5 de febrero, ocasión en la que celebrará su cumpleaños 28.

En este caso también hubo respuesta de Tuchel: «Está claro que la fiesta será una distracción, pero si tengo que hablar con mis jugadores prefiero hacerlo internamente. Quiero proteger a mis futbolistas, pero no soy su padre, sólo su entrenador»

Esta temporada, Thomas Tuchel ha entendido el significado de vestuario infernal. La mala relación con Neymar y Mbappé solo deja el camino de buenos resultados para alcanzar su continuidad, de lo contrario, será momento de un nuevo estratega en el equipo de la capital francesa. 

Ir arriba